Aspectos Relevantes

y como copartícipe la cofradía de los "blanquillos". Como representación de las cohortes romanas, los "armaos" son los que, mezclándose entre público y penitentes, tienen como escenario dos espacios, la plaza mayor y el patio del convento de San Francisco.

 

En este último se utiliza como telón de fondo el paso de la "Oración en el Huerto" que adquirirá su protagonismo cuando los armaos consumen el acto del prendimiento.

Esta acción va acompañada de un texto cuyo origen no conocemos muy bien. Esta representación está dividida en dos partes, una que se denomina "Vendimiento de Judas" realizada en la plaza mayor y, la otra, el "Prendimiento de Jesús" propiamente dicho, también conocida con el nombre de "parte", realizada en el Patio de San Francisco ante la muchedumbre allí congregada. Finalizados los versos, los armaos pasan a prender a Jesús. Se tiene constancia que desde el año 1.940 se lleva a cabo esta representación.