Jesús ante Pilatos

Paso de Jesús ante Pilato, en donde se reproduce la escena de la Presentación de Cristo ante el pueblo que elegirá a Barrabás y condenará a Jesús a morir en la Cruz. Pilato, como defensor del derecho romano, permanece con la toga sentado lavándose las manos ante un esclavo negro que marca su condición mediante la pigmentación de su piel, mientras un soldado muestra a Jesús a la muchedumbre, maniatado, flagelado y con la corona de espinas y la caña como símbolo del cetro y la corona de rey. Este paso está realizado en madera con unos relieves que rodean toda la carroza con alegorías al mundo romano, representaciones de ángeles y decoración vegetal.